Twitter response:

Sabios DaVinci y Platón

DaVinci (gris con blanco) y Platón (negro) llegaron a mi casa hace casi un año luego que mi mamá decidiera volver a tener gatos pues nuestra Venus había muerto dos años antes y mi mamá no quería encariñarse otra vez. Desde que llegaron este par de diablitos fueron la alegría de mis papás, que se sentían muy solos desde que me vine a vivir a México. Mi papá llega todos los días con un juguete nuevo (parece papá primerizo) y mi mamá se dedicó a darles de comer (ya la regañaron los veterinarios porque los niños están muy gordos). Estas dos bellezas con sus travesuras, juegos y coqueteos son la alegría del hogar y ahora que estuve ne Colombia en diciembre me di cuneta cuanto han influenciado, positivamente, el estado de ánimo de mis papás, que parece que volvieron a tener hijos en casa a quien cuidar y amar.