Twitter response:

Oromasis

Hola a todos. La gatica que nos escogió originalmente se llamaba Facunda, así que decidimos cambiarle el nombre, un poco más original y excéntrico para reflejar lo que es su personalidad. Nunca habíamos tenido una mascota y mucho menos un gato, porque mi madre decía que no era higiénico un animal en casa. Sin embargo y después de acompañarme en un momento complejo de la vida, la gatica literalmente «engatuzó» a mi madre y a mi tía. Ahora, es una nena mimada y consentida. Muy creída y muy cazadora; muy limpiecita y juiciosa.