Twitter response:

Gatos locos

Evelio gatoloco
La casa está en silencio. Estás viendo una película en el salón o leyendo un libro ya en la cama. Y de repente, sin mediar palabra, nuestro gato empieza a correr, a saltar por todas partes maullando durante un largo rato, para posteriormente acostarse a nuestro lado como si nada.

¿Esta escena te suena? ¿Te ha pasado alguna vez? Muchos llaman a este tipo de comportamiento “los ataques de locura nocturna felinos.” Pero qué razones llevan a nuestros gatos a comportarse de esta manera. En las siguientes líneas trataremos de entender mejor este comportamiento tan peculiar y extraño.
Visto en Mundogato.com

Fotografía: Evelio (adoptado en gatoloco) preparado para convertirse en Ninja

Causas de estos ataques de locura

Hay varias hipótesis que tratan de explicar este comportamiento un poco alocado de nuestros felinos. La menos realista afirma que nuestros gatos entrenan para convertirse en ninjas y dominar a los humanos. Por ello se entrenan en misiones nocturnas para que nos les veamos.
Otra versión mucho más realista (y seria) es la que sostiene que los gatos que se comportan de esta manera tienen acumulada demasiada energía y necesitan gastarla para poder descansar. Por ello este tipo de “crisis locas” es frecuente verlas principalmente en gatitos o en gatos jóvenes.
Esta forma de pasar de un estado inactivo y desinteresado a un estado intenso y completamente energético es un comportamiento completamente normal en los gatos, no os preocupéis. Se trata incluso de una de sus técnicas de caza preferidas. Con este comportamiento sorprende a sus presas. Ahora lo entiendes mejor, ¿verdad?

Prevención de los momentos de locura

Si estas “crisis de locura” no os divierten lo más mínimo u os despiertan por las noches y son molestas, puedes tratar de eliminarlas consiguiendo que tu gato consuma toda la energía existente en su cuerpo. Puedes hacerlo a través de juegos, y lo ideal es que éstos sean a última hora de la noche, para que el gato pueda irse a su cama completamente satisfecho. Lo recomendable es que realices actividades que estimulen sus capacidades de caza.
Estos juegos realízalos siempre con juguetes y objetos que el gato pueda relacionar con estas actividades de caza. Y cuando no estés en casa déjale los juguetes a su alcance para que él mismo pueda jugar siempre que lo desee. De esta forma él mismo también gastará energía cuando no os encontréis en casa.

Otros momentos de locura

Curiosamente muchos gatos también tienen una “crisis” de locura justo después de realizar sus necesidades. Dos teorías tratan de explicar este comportamiento. La primera supone que el gato simplemente se siente mejor y aliviado después de realizar sus necesidades, y que lo celebra corriendo por todas partes para disfrutar de su estado de bienestar.
La segunda respuesta afirma que este comportamiento es en respuesta a un instinto de supervivencia, al querer alejarse rápidamente de sus necesidades ya que los depredadores pueden rastrear el olor de éstas.
Sea cual sea la respuesta, no hay mucho que podamos hacer para controlar estos ataques ya que son reacciones instintivas. Pero como solo duran breves instantes, como mucho unos pocos minutos, lo mejor que podemos hacer es disfrutar de estos momentos divertidos de nuestras mascotas.

Atención a los ataques locos

Si nuestro gato tiene picos de actividad mucho más frecuentemente de lo habitual y en momentos poco habituales, es importante prestarle mucha atención. En primer lugar comprueba que no se rasque más de lo habitual, ya que podría tratarse de pulgas o de picaduras de insectos. Realízale un pequeño examen físico para comprobar que su piel está bien.
Por desgracia también hay una enfermedad más grave que puede explicar estos repentinos ataques de locura. Se llama síndrome de hiperestesia felina, y también es conocido como síndrome de automutilación y síndrome de la piel móvil.
Los gatos afectados por esta enfermedad se muestra muy agitados y las convulsiones son el síntoma principal. No dudes en consultar a tu veterinario si los ataques de locura de tu mascota son demasiado frecuentes y te preocupan.